martes

EL PASAJERO

No pasa nada.
Acoge en la pupila el blanco de los patios,
lo ciñe como la vagina que pare las formas
aún desvaídas, preñadas de luz
pero no pasa nada.

Sólo que al bordear el camino
recibe el picotazo de los setos,
sus afiladas costuras vegetales.
El filamento rizado de los jardines
tropieza con la espina en su costado.
El paisaje rebosa una nitidez pasiva.
No pasa nadie,

y aún sentado se esconde en un rincón
de la escalera empedrada, vigilante
de la evolución del insecto y de la tarde
que manda una sombra ultramar resbaladiza
a comprobar la cal de las paredes,
el caso omiso de las barracas
enfrentadas al mar con sus balcones.

La tarde se deshizo, revisó sus nudos
sobre una linea de consciencia discontinua,
sobre el paraje vivo y el pasado muerto
el cuerpo del pasajero encierra el limbo.
Ni dentro ni fuera de la piel, no pasa nada.





-"At the heart of it all", COIL-
hilo musical enhebrado por cortesía del sr. Planetario.

2 tiros de piedra:

Sr.Libelula

Me gusta, me dice algo. Pocas cosas me dicen algo en los últimos tiempos. ¿Es tuyo, o de quién?

castígame con tu indiferencia.