sábado

VERÉIS

El otoño en el centro de París (basado en Benjamin)
Kitaj, 1972-1973
M.: Ahora se trata de escuchar, y no inopinadamente pero a la chita callando, algunos fragmentos escogidos por su carácter de contrafuerte y aglomerante.


<<

B.: Desde luego. Un pintor como Kitaj prueba que para  dibujar una sola línea buena hace falta haber leído antes muchas líneas.
A.: Las líneas de la vida... -porque lo que leemos también forma parte de nuestras propias vidas.
C.: La literatura en general es uno de los fermentos que actúan creativamente en el arte de Kitaj.
A.: Algunos críticos lo califican, o lo descalifican, de literario.
B.: Transliterario para ser más exactos. El arte de traducir y trasponer la literatura en pintura.
C.: Llámalo como quieras. John Ashery vio claramente que esto es una de las innovaciones más originales de Kitaj.
B.: Sí, transmuta -y transmite- todo en su pintura.
A.: Los críticos han alabado a menudo su capacidad de hacer cuadros a partir de ideas.
C.: No en balde idea viene originariamente de idein, ver... Pero yo no creo que Kitaj sea un pintor de ideas.
B.: Es un hombre de ideas/imágenes.
C. (examina sus fichas): Déjame que te cite de nuevo a Ashbery en Hambre y amor en sus variaciones: "Qué maravilloso sería que un pintor pudiera unir lo inagotable de la poesía a lo concreto de la pintura. Yo creo que Kitaj se acerca más que cualquier otro pintor contemporáneo, y no por pintar ideas sino por escrutar constantemente todos los principales indicadores -poesía, cuadros, política, sexo, las actitudes de la gente que encuentra y las auras de las situaciones que la gente produce -en un esfuerzo por descifrar el criptograma del mundo".
B.: Hemos mencionado ya a Eliot y a Pound, pero ahora estoy pensando acerca de la importancia de Kafka y Benjamin en el desciframiento que hace Kitaj del criptograma o jeroglífico del  mundo.
A.: Un descifre que da lugar a un nuevo jeroglífico.
B.: Así es el arte. Y me gustaría especificar que la "inagotabilidad" es característica del arte en general y no sólo de la poesía. Benjamin lo vio claramente, a través de Valéry, y señaló que ante una auténtica obra de arte el ojo no se sacia nunca.
A.: Alimento para la mente...
B.: Provisiones provisionales. Y uno tiene la tentación de definir los cuadros de kitaj como Denkbilder, según el título de Benjamín.
A.: Imágenes-pensamientos.
B.: Kitaj piensa pictóricamente.
C.: Creo como Viktor Shkolovsky que el arte no es instrumento del pensamiento, sino un método para restaurar la percepción sensorial del mundo.
(...)
>>

Fragmento de "Impresiones de Kitaj.
La novela pintada" de Julián Ríos.
Mil  gracias, Luis, por acertar de lleno. 

viernes

DE MUTIS POR EL FORO



"Tengo la convicción de que la poesía necesita de la vida y de la presencia de seres humanos reales que la renueven. La poesía abandonada a sí misma no tiene nada que explorar. Dice una y otra vez lo mismo, qué extraño es estar escribiendo este poema."

Charles Simic

domingo

TOCADISCOS noviembre




1/ 3 Gnossiennes: no.1   SATIE
2/ Rêverie, L 68    DEBUSSY
3/ Diabelli Variations: Varvariation XIV    BEETHOVEN
4/ Prélude à l'après-midi d'un faune   DEBUSSY
5/ Children's corner: Doctor Gradus ad parnassum    DEBUSSY
6/ Mirois: Noctuelles    RAVEL
7/ Etude no.3. Scherzo Diabolico    ALKAN
8/ Mikrokosmos: No. 142. From the diary of a fly    BARTÓK
9/ Piano Sonata No. 5, op. 53.    TRPCESKI
10/ Sarcasms, I, II.    PROKOFIEV
11/ Improvisations on hungarian peasant songs, op.20. V.    NISSMAN
12/ Piano concerto in G    RAVEL   
13/ Roumanian dances, no. 1    BARTÓK
14/ Roumanian dances, no. 2    BARTÓK
15/ Die vier temperamente, var. IV.   HINDEMITH
16/ Die vier temperamente, var. I.    HINDEMITH
17/ Aparitions, II.    LIGETI
18/ Pavane pour une infante défunte    RAVEL
19/ Etude Opus 10, no. 12    THOMAS-SCHMIT    
20/ Piano Concerto no. 2, op. 102. II.    SHOSTAKOVICH
21/ Prelude and fugue no.12, op.87    SHOSTAKOVICK
22/ Funeral sentences for the death of the Queen Mary II Z27: VII    PURCELL
23/ Dixit Dominus: De torrente in via bibet    HANDEL
24/ When I am lais in earth    PURCELL   


    

Puedes escucharlo en Spotify clicando aquí
o cambiar de disco clicando aquí.

viernes

ARRIEROS SOMOS




Yo ya era pedante y vivía en una realidad hiperreferencial de niña.
Pero entonces me llamaban empollona. Qué cosas.



SER Y ESTAR 2.0 Encuentro interestelar del bloggers

En breves se retransmite en la web de LABoral [Centro de Arte y Creación  Industrial] parte de las actividades que integran el programa del primer "Encuentro Interestelar de Bloggers", que se desarrolla en las instalaciones de este mismo centro durante todo el fin de semana. En teoría, yo debería estar ahora allí, en Gijón, con las tripas hechas un nudo pero, por razones que no vienen a cuento, ése no va a ser el caso. Lo que sí haré es verlo desde casa e invitaros a todos vosotros a echar también un vistazo, amén de agradecer de Luna Miguel nuevamente la invitación a participar en la escaramuza. 



martes

ROBERT WALSER

miércoles

LIBERTAD VIGILADA

En defensa propia
hay que decidir pronto nombres para las cosas.

Domar a las fieras
antes de que puedan embestirlas contra nosotros
ellos, en su nombre.

domingo

EL EXTRANJERO

Cuando lleguéis a viejos, respetaréis la piedra,
si es que llegáis a viejos,
si es que entonces queda alguna piedra.

Joaquín Pasos

Lo que me enseñaron
fue el despotismo de la palabra
sus fórmulas, cáscaras de cortesía,
sus comunicados oficiales
y programas de festejos.

Las gracias del pan,
tenga usted la bondad.

A bendecir la mesa
del cuerpo extendido.

A dar por buenos los días
del corredor moribundo

y sucede,
que tú te hiciste extranjero,
tú vives de algún otro modo
desplazado en el paisaje.
Se parece tanto tu tierra
desmoldada,
sólo fruto,
a un triunfo sobre la palabra

cada vez que exclamo
cómo te desheredaste
quemando
señales de autopista
formularios, evangelios
a tu tierra sin postales.

Es inútil.
No voy a alcanzarte desde este poema,
pero quisiera sentarme a tu lado
en la piedra y ver cómo lo dejas
flotar en la superficie del agua
desde donde trazas
en silencio tu cortafuegos.

lunes

BUSCÁRSELAS

                                                    
La ciudad está llena de versos podridos.




jueves

UN POEMA CADUCO

Tendrán nuestros caminos paralelos
el sarmiento bastardo de la vid
y se combarán en otras estaciones
del año y del paisaje, abismados.

En sus aristas peinaremos las canas
de tejer telarañas atrapasueños
y seremos tan otros de los de ahora
que allí recordaremos mejor
aquellos que nunca fuimos

con un brote verde en los ojos
para trazar el pasado en parábola
arqueando la espalda, el lomo
de un facsímil biográfico.

Es muy probable la imagen
de esta rama corcovada de pájaros
sin quiebro ni emigración al sur

la necesidad de arrostrar adelante
la nostalgia, abatirla en el tiempo
de nuestras arrugas cuando hoy
crecen flores bajo los párpados.

miércoles

QUE SALTEN CHISPAS


A media luz con
Víctor y Luis.









From the lie where the light began
I bring to you all the sins we used to hide.

                                                             A movement between these two- Hola a todo el mundo

domingo

LA FABELLA



la verdad es que paso mis cumpleaños
pensando en algún protocolo a seguir.



martes

ES PRECISO

aflojar los nudos de la ironía en nuestras sogas.

de nuevo, liberar de su joroba los interrogantes.

sacudirse el hombro izquierdo un momento.

comprobar que el vestido de comunión aún se ve blanco.

alimentarse igual que las serpientes.

pensar que lo que nos enseñaron en el colegio es cierto,

que una piedra es entera y sólo de piedra,

que la carretera que pisamos es sentido único.





SIOUX




la libertad agoniza
cuando se deletrea


miércoles

MANTIScatólica, sentimental y judía


martes

EL MISTERIO DE TU MUERTE el envés

Pero

los versos que leímos flotan 
                                luego
  
    como cadáveres
 al trasluz de la memoria.

                                ʇɹɐslnz:



YO CREÍ QUE SABÍA un nombre tuyo para hacerte venir. No sé o no lo encuentro. Soy yo quien está muerto y ha olvidado, me digo, tu secreto.// José Valente



DIARIO (5) latencia

(ya hace un mes, ahora realmente está latente)


13 de agosto

Esa sensación de no poder asirlo todo. De caer con la noche. De que siempre hay estímulos, premeditaciones que fluctúan bajo la dermis, inasequibles pero dejando constancia de un desasosiego, una frase que se pierde al escribir. Algo que se deja de hacer, quizás ya para siempre. Ahora leo a Deleuze, es malo hacerlo antes de dormir. Me he estado planteando, mientras unos cabos se liberan y nociones nuevas se injertan, la necesidad de reflexionar un sistema. Engancho esta lectura menos afín a mi intuición que el primer diario (de Anaïs), más atravesada. Otra modulación, un continuo interrogatorio. Conversaciones instala espacios de meditación de muchas de mis ideas previas en su recorrido, el rigor transversal a la lectura es cuestionar cuáles son adquiridas y cuales son propias, y de todas éstas cuáles deben ser reformuladas. Es un libro especulativo. En sí una máquina de guerra.
Toda la superficie de mi pensamiento hendida por sus incisiones, una caterva de signos de interrogación agudos aún cuando no estoy siendo meticulosa en la lectura, tan sólo en pasajes imantados, que llegan a las pequeñas dársenas o grandes puertos de mi consciencia. También querría quedarme a vivir en este libro, es otra modalidad vital. Cada lectura estos días se convierte en una casa.

(...) El reino desde mi vuelta es para mi condición de mujer. La idea de que vivir este mundo como mujer es vivirlo más específicamente, en un foco más agudo -vagina-, quizás más lateralmente. Vivir en un aparte de existencia. Aquella noche en Granada sentí la gravedad de decir “siempre quise ser un hombre”. Este ha sido un presentimiento simultáneo desde que puedo recordar, mutante, superviviente. Ahora planteo su indispensabilidad: bordeo los límites de su herencia, de su naturalidad. Toda esa concepción de que la sensualidad femenina ha de ser adaptada constantemente a todo lo intelectual, reconciliada palmo a palmo. Esa impresión subyacente de que las mujeres no tenemos ojos, de que yo-mujer vivo ciegamente. 


sábado

GALIMATÍAS


Estimados navegantes:



pero necesito vuestra ayuda. Si tenéis algún amigo extranjero de vuestra confianza, da igual de qué país sea mientras su idioma nativo no sea el español, me llenaría de orgullo y satisfacción si pudieráis contactarle para colaborar conmigo en un proyecto que se me ha ocurrido atravesando un descampado esta mañana mientras leía "La espuma de los días". Se trata de algo muy sencillo y que pueden hacer sin moverse de la pantalla del ordenador. Aunque no estoy hablando de ver porno.
Para los que estén por la labor de ayudar y quieran los detalles, éste es mi correo electrónico: maria-simo@hotmail.com.

Mil gracias. 

jueves

RE

 -apertura
-formulación
-alojo


de lo que una vez fueron pájaros en la cabeza.
"¡Y ahora algo completamente diferente!"


SUGESTIÓN

domingo

EL MISTERIO DE TU MUERTE

Oí que habías muerto y estabas
en alguno de esos bloques de oficinas
paseando al perro en los suburbios
en un ultramarinos que emergía
a altas horas de la noche tan sólo
en ciertos callejones de tu barrio
simplemente un poco más allá
de mi radio de acción centrípeto
egocéntrico

y no te preguntaré si acaso viste
una luz blanca al final del túnel,
yo ya estaba vestida de negro.


.

viernes

TURK FRUITS el pecado de la inocencia

Turk Fruits es una de esas películas de las que se tiene conocimiento sin causa. Se conoce, la conocemos, se etiquetó, misterios, como una película erótica. Una muestra de perfume de la liberación sexual de los setenta. El pistoletazo de salida para Verhoeven como director, que acabó por alistarse en las filas del imperio. El gran taquillazo holandés hasta nuestros días, vestida de largo con polémica para su presentación en sociedad, que es lo habitual cada vez que el Origen del mundo asoma a nuestras mejores pantallas y, en lugar de posar con el rigor mortis de escena almibarada e iluminación perfecta, o con los humores fáciles de la carne, se viene y rezuma poesía, y se ríe sin dientes. Una película de sexo y obscenidades, oígo, y que me disparen si van por ahí los tiros.

Lo más profundo es la piel. Todo lo bueno y lo malo que pueda tener esta película es deudor de una naturalidad deliciosa, donde el sexo procaz y la candidez que sólo tienen los amores fulminantes bailan marchas triunfales y ritmos macabros. ¿Qué mayor justificación para el desnudo que todo lo que implica la desnudez?

La linea temporal ondea hacia delante y hacia atrás abanderando unos juegos poco vistos hasta la fecha y anudando tres partes bien diferenciadas que abren los poros psicológicos del conjunto sólo en la fatal desembocadura. Su naturaleza es la de una vorágine mutante, ahora es un festival de sexo despechado, luego la impúdica -dicho esto en el mejor de los sentidos- historia de amor, al fin el gran sarcasmo, que condena a achicar del corazón todos sus jugos.

Sobre esta línea se mueven sin red los voraces, él un perfecto agitador, el artista en llamas, ella la bulliciosa malcriada, el objeto de deseo intempestivo. El punto de no retorno se desata entre las escenas más espontáneas de la vida en pareja, de dulces humores negros, disparatados, los paseos en bicicleta, las bromas retorcidas de él, las bragas de algodón de ella y un ánimo de vivir pletórico, de infantilismo cruel por momentos. Un pandemónium. Verhoeven no se priva de un imaginario minuciosamente sensorial, a menudo escabroso, pero bien respaldado en lo poético. Las fantasías del protagonista con el asesinato, las imágenes del vertedero, los vómitos, el cáncer, la violencia, las larvas, la sangre y la mierda convertidos en símbolos poéticos, en un reguero de síntomas de lo trágico.

Creo que el incendio es la alegoría perfecta de lo que vemos aquí, la ilusión del amor inflamado, irreflexivo, chispeante y reducido a cenizas. Y sí, el sexo. El sexo de la cotidianidad, de la piel extendida como un horizonte, la carne encendida y tierna. El sexo enardecido por el que Verhoeven paga el precio lapidario del tópico, que lamentablemente hace opaca esta creación suya a muchos ojos. Tras verla, encontré esta cita suya y confirmé, sin lugar a dudas, lo que sentía que había visto:











"No sería capaz de volver a hacer Turk Fruits.Ya no tengo el candor o la inocencia para ello. No tengo el optimismo suficiente. Se acabó".


martes

CONSUMO DE ALUCINÓGENOS


Intenté hacerlo, tuve desazón recurrente por llegar las palabras adecuadas. Por si de algo sirve, ya no soy yo la persona que escribía, esa persona se murió sepultada en el diario de Anaïs Nin. Estimaba que habría mucha más vida, un florecimiento dentro de la literatura, pero las páginas de los siguientes tomos me disgustaron muchísimo por algunas razones. Puedo decirte que es una manera de vivir parasitaria -borgiana, tal vez- poblar libros en lugar de personas, y sobre todo cuidarse mucho de haber escogido otra piel de serpiente -la serpiente, se dice es símbolo de conocimiento- y dejar atrás un túmulo de letras de molde, cáscaras vacías de tinta.

Cuando uno coge el siguiente libro y se alimenta, es como si las manos, al tocar las páginas, tuvieran alguna reacción osmótica y los capilares absorben la tinta, hileras de tinta negra y oraciones discurren las venas. El inconveniente de esto es que nacen criaturas mestizas, de piel y papel, y de tinta y sangre, y aún sigue siendo un proceso alucinante. La sola reacción de interiorizar y luego expresar con tu vida un libro me parece un ejercicio similar a consumir drogas y a la creación: un estado de agregación y segregación. Al tiempo que con la lectura gestas un desprendimiento, una solución de ti, contigo misma -un personaje-, el propio desplazamiento al amoldarte a las guías, a las concepciones del libro, es lisérgico, embriagador como un caldo de cultivo. Se produce un desdoblamiento cuando eres tú, que aún consciente observas el proceso, y tú con un libro en la mano, un dios menor que escoge ideas y las combina, que se cobija en un estilo: bajo la lengua cálida del escritor se tumba, y hilvana una microbiología en el paladar, cuando subraya y anota una frase y se la chuta e indaga más, intenta un mundo constelado.

Pero, como digo, estas disoluciones de biblioteca, como la droga, son una alquimia pasajera y crean una dependencia. Los entes que nacen viven intensamente dentro de uno y se fugan a una muerte rápida, ¡como los replicantes! -¿recuerdas cuando decían en Blade Runner que una vida que brilla con enorme intensidad no dura ni la mitad de la vida humana?-. A efectos de creación son mestizos, hijos de dios menor que poliniza la literatura de otros hombres. Como máquinas endelebles, sólo algunos restos de su cadáver, que conservamos saturninos en el fuero interno, algunas veces para siempre en una frase, un concepto, tan sólo unas palabras, origamis los sobreviven. Una memoria relacional que se expande en el infinito.

lunes

TOCADISCOS agosto





Ya con un agosto moribundo, "Instrucciones para correr", sesión de guitarras pesadas entreverada de ritmos folkies, clímax electrónico y tragicomedia final, ordenadas saltando del oído al personalísimo concepto a la torera. Música en tres actos para sudar la gota gorda. Ni hablar de facilidades en verano.

1/ Echo a correr    LIDIA DAMUNT
2/ Monomanía   NACHO VEGAS
3/ Uneven light of day   HOWE GELB & A BAND OF GYPSIES
4/ Jesús está llorando    GUADALUPE PLATA
5/ House of Valparaíso    CALEXICO
6/ Little wing    JIMI JENDRIX EXPERIENCE
7/ Wild thing    THE TROGGS
8/ Piece of my heart    JANIS JOPLIN
9/ Supernaturally    NICK CAVE & THE BAD SEEDS
10/ Pachanga    BIGOTT
11/ Fool for loving you    KILL IT KID
12/ Ruled by Mars    MAIKA MAVOKSKI
13/ Climbing up the walls    RADIOHEAD
14/ Stop me if you think you've heard this before THE SMITHS
15/ Wide eyes    LOCAL NATIVES
16/ One touch    LCD SOUNDSYSTEM
17/ The ghost inside    BROKEN BELLS
18/ What you know    TWO DOOR CINEMA CLUB
19/ I can change    LCD SOUNDSYSTEM
20/ Dance tonight    THE POPOPOPOPS
21/ Confusion!!    CYCLES
22/ Crash    THE PRIMITIVES
23/ Rest   THE TEMPER TRAP
24/ 2s and 3s    MICAH P. HINSON
25/ Big calm   MORCHEEBA
26/ No man's land (extract)   CHRIS WATSON

    

Puedes escucharlo en Spotify clicando aquí
o cambiar de disco clicando aquí.

sábado

EL EXCEDENTE

miércoles

CRIÓNICA

Es por poco que no puedo entrar el en frigorífico,
y cerrar la puerta para ver bajo una luz azulada
dos docenas de huevos y salsas caducadas sin abrir,
escuchando a mi familia discutir, comer a mediodía,
con la piel enrojecida de ternera y un alivio de agosto
que muestra su fea cara de dictador témpano de hielo
aguijonea el alma de las noches en que es demasiado tarde
y desarrapada en la calle muerta y todavía lejos de casa
o de la cama del amor o del calor de algunos cuerpos
puedo gritar con horror oh dios un tomate que habla
con el crecimiento cristalino hipertrófico en las sienes
dentelleando a través del cerebro su guadaña helada,
copulando con el dolor mientras la sangre se dilata
y abre fallas en mis pliegues en mi lágrimal marmolino
en mis uñas tumefactas en el cabello de estrellas azules
y en los huesos que vibran su metáfisis como diapasones
electro-compulsivamente muriendo en mi cámara blanca
y después de algunos años despertar albina y desnuda y
anfetamínica famélica fluor e indiferente pasear los parques
las mismas calles sus casas con los mismos corazones dentro
reirme con los dientes blancos y decir no lo hagáis en casa.

martes

NOSOTRAS y yo


No soy la alta rubia cimbreante mujer que me cruzo,
desde luego que me estrello contra su perfil egipcio.

No soy las que se untan y se adornan y fuman Nobel,
yo salí de casa a la librería a ras de suelo.

No soy las que se pasean con vestidos floreados
mi piel hoy es marchita mi gesto mi turbulencia.

No me cultivé en el extranjero no tomé vacaciones
como las mujeres contentadizas de las tertulias.

No me promete el futuro ni siquiera me excita
sí a mis mujeres conocidas en los museos de cera.

No fui de compras al centro ni tampoco iré mañana
con las mujeres arracimadas del color del vino.

No me negué a ningún hombre no tuve la compostura
la reserva el recato de las mujeres de mi familia

No habrá ni una caricia que sobrevuele mi cama
la noche que tu mano explora a la mujer sustituta.


Aquí que alzan el vuelo, la vida y su copa y la beben
y yo quisiera ser amada por todas ellas, por todos sus hombres.

Y ya amanecen las mujeres en otros lugares de suerte
que yo la rapaz la lunática la conmovida es la que escribe.


lunes

0,0



¿qué pasa cuándo todo lo que temías 
que saliera mal ha ocurrido ya?


domingo

LA NOCHE



P.M. 
hablar de amor, 
hacer literatura

*
hacer el amor,
hablar de literatura
A.M.


sábado

DORA GARCÍA y los cronopiáceos

 En una ponencia en el MACBA sobre la distinción entre la investigación artística y la científica:

"Características de la investigación artística. Es poco eficiente, en realidad no es nada eficiente. Es circular, es antilineal, es temerosa de llegar a un conclusión, esto le horroriza. Se desboca en la búsqueda, pero huye del final de la búsqueda como de la peste".



Robert Walser, "psicótico"


(De la línea del Afuera)  dē-līr(āre) lat. 'salirse del surco', 'delirar' + -iu(m) lat.



LAS COSAS SENCILLAS ejemplo práctico










también se encuentran navegando.

jueves

LA GENTE con el corazón roto



LAS COSAS SENCILLAS

-  ¿Tendrás la válvula del corazón un poco averiada como la mía?
- Me quejaré del corazón  cuando tú te quejes.
- ¿Y aún sabiendo que no hay fontanero que  arregle esas válvulas, 
creerás que vamos a vivir siempre?
- Siempre, hasta volver a ver las persianas de volver del pasado,
 cuando aparezca el cartel anunciando de nuevo el estreno de "Aída".
"¡Rebeca!", Gómez de la Serna


Ya estaba despierta, tendida y no,
no he querido abrir los ojos.
Cómo decirte que era un color raído
tornasol, difraccionado, efervescente.
El interior de mis párpados se fuga
esta mañana y ahora, indefinido,
sombreado de azules. Irreparable-
mente lejos del mundo, decíamos
también entonces:

"Si cerramos las persianas estaremos en cualquier parte.
Cerrémoslas ahora. Estamos en París."

Si te hablo del color de mi oscuridad
declarada, autoimpuesta.
Si echo el telón ahora, tengo un soliloquio,
da igual en dónde sea,
tengo mudanzas lejos de tu paisaje.
Digo que mi retina prendió en la sombra.
No entendí, quizás no sea importante
describirlo.

Debería decir más bien
que cuando abrí los ojos tú no estabas.

lunes

SUBRAYAR lo extraordinario

Sepan los funambulistas:

>> No es una línea abstracta, aunque no forma contorno alguno. No está más en el pensamiento que en las cosas, pero se presenta cuando el pensamiento afronta cosas como la locura, como la vida, como la muerte. Miller decía que podemos encontrarnos con ella en cualquier molécula, en las fibras nerviosas, en los hilos de una tela de araña; se trata probablemente de la misma "línea de ballena" de la que habla Melville en Moby Dick, que puede arrastrarnos o estrangularnos cuando se despliega. Quizás es la "línea de droga" de Michaux, la "aceleración lineal", "la correa del látigo de un cochero enfurecido". Puede ser la línea de un pintor como Kandinsky, o la línea que causó la muerte de Van Gogh. Creo que cabalgamos sobre estas líneas cada vez que vivimos con suficiente vértigo, cada vez que vivimos con suficiente intensidad. Estas son las líneas que se hallan más allá del saber (¿cómo "conocerlas"?), y nuestras relaciones con ellas se sitúan más allá de las relaciones de poder (como dice Nietzsche, ¿quién llamaría a esto "querer dominar"?).
Dice usted que estas líneas están presentes en toda la obra de Foucault. Y es verdad: es la línea del Afuera (...)

>> Sí, es una línea mortal, demasiado violenta y demasiado rápida, que nos introduce en una atmósfera irrespirable. Como la droga a la que renunció Michaux, destruye todo pensamiento. No es más que delirio o locura, como la "monomanía" del capitán Achab. Sería preciso franquear la línea y, al mismo tiempo, hacerla susceptible de ser vivida, practicada, pensada. Hacer de ella, en la medida de lo posible, y durante todo el tiempo que fuera posible, un arte de vivir. ¿Cómo salvarse, cómo conservarse en el enfrentamiento con esa línea? Aquí aparece un tema muy frecuente en Foucault: es preciso llegar a plegar esa línea para constituir una zona en la que sea posible residir, respirar, apocharse, luchar y, en suma, pensar (...)

>> Todo el mundo reconoce los riesgos de algunos ejercicios físicos extremos, pero también el pensamiento es un ejercicio extremo y raro. Pensar es afrontar una línea en la que necesariamente se juegan la vida y la muerte, la razón y la locura, una línea en la que uno se haya implicado. Pensar sólo es posible en esa línea mágica, que no forzosamente conduce a la perdición: no estamos fatalmente condenados a la locura o a la muerte (...) El pensamiento de la locura no es una experiencia de la locura sino del pensamiento: sólo se convierte en locura cuando se derrumba.

>> Todo esto no fueron simplemente asuntos teóricos, porque el pensamiento nunca es una cuestión teórica. Se trataba de problemas vitales. Era la vida misma.

Extractos de "Conversaciones", Deleuze 

viernes

NOCTILUCA geografía

(Líneas de flujo para un cuaderno ilustrado, un espacio imaginario)
Digámoslo así

1/
los seres humanos no son bioluminiscentes
como si acaso

no tuvieran que sobrevivir a sus profundidades.

2/
La habilidad radica en delinear un tendido eléctrico.

Una ciudad nocturna percibida desde arriba.

El acontecer de los mapas celestes. O bien,

traza mi cortorno bajo la sombra de un árbol
salpicada de cercos de luz más difusos
más definidos mientras

avanza la tarde con su giro de caderas.

3/
Los seres humanos no son bioluminiscentes.

Tuvieron que cartografíar los caminos con
sus dedos prensiles de hommo habilis.

4/
Una noctiluca metonímica
ladrona de cuerpos,
baliza de usos plurales.

Hilvanamos con hilo de oro
itinerarios alucinados.

Una teoría es una caja de luz
sobre la que disponer nuestros mapas
y remarcar los puntos coincidentes.

5/
Un ejército de noctilucas es un tendido eléctrico, pero atento
nada seca tanto la inteligencia como la repugnancia a concebir ideas oscuras*

Pues los monstruos no transitan avenidas,
Lucifer exige su reino de sombra:


el entrelineado de los versos.

Y/
Cuando el poeta y el filófoso se dan la mano
queda un hueco entre ellas
tendido al misterio, queda un hueco de belleza
entre ellas
se desvela un juego de claroscuro.

*Cioran

jueves

NOCTILUCA Fig. 1

NOCTILUCA

(hacia)
alguna parte.
Dibujé un símbolo en tiza blanca 
consigna, luminaria escogida 
para brillar

como brillan los secretos en los ojos
y se sonroja la mano
que apresa vacilante una luciérnaga.

Al paso
de mi paso por el mundo
estuve señalando los umbrales con
esta cruz de luz no muy distinta 

del beso 
en la boca de los burdeles. 

Doblando las esquinas
de algún libro, indiqué
todo lo incandescente.
Iluminé con velas cada alcoba
con pistas furtivas de aterrizaje.

Buscaba luz 
como busca la luna
vestida en el cénit de las ciudades

de sus treinta monedas 
de plata, que es el precio de un esclavo.

Sólo di a luz
un desalumbramiento.
Por suerte, los poemas aún se dejan
acariciar a oscuras,
animales.

viernes

COMO TE LO CANTO "El salitre", Nacho Vegas

Al capitán Ahab, con amor,
hasta que se nos trague la mar.




Dicen que amainó la tormenta,
trataremos de dormir.
En nuestros pies, yodo y vendas
recuerdan el camino.
Y tú quieres saber si al despertar,
calaos hasta los huesos,
algo habrá podido cambiar,
y yo no quiero mentir.

Llegando aquí, ¿qué más nos puede pasar?
Podemos ir y preguntarle a la mar
para que nos responda con rugidos,
para que nos diga la verdad.

jueves

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO.


LA CUARTA PARED



lunes

PD. Sic transit gloria mundi

Querido R.,
otro día,

otro día, otro día delineado en el esquema exacto de los días inmediatamente anteriores. Días de verano en casa de mis padres, días de acción minimalista, interrumpidos por alguna obligación social, por una voluntad de equilibrio doméstico y familiar, visitas y reencuentros justos, pactados en la incomodidad de alejarme del taller y luego agradecidos, porque también son necesarios.
Podría parecer por esto que no es mucho lo que hay que contarte, pero es justo la vida interior tan demandante que llevo estos días la que los expande enormemente, los llena de pequeños hitos emocionales y de una concentración creativa tan intensa que basta por sí misma para colmar este barbecho social. Vivo en la misantropía, como puedes ver, unos días desgarradora, derivada a la frustración y la incertidumbre, otros esperanzada, confiada en mi destilación autónoma, en ganarme la paz y el pan de futuros días. Todo esto es opulento de algún modo, podría decir incluso que soy feliz. Hoy, en este momento en que te escribo, soy feliz. Feliz de contarte y saber que captas la esencia de lo que te digo.

viernes

DIARIO (4) pompas de jabón



30 de Julio
[fragmentos casi inocuos de niña repelente]


Todo mi cuerpo está sometido a una tensión sólo elástica al curso de los acontecimientos. En él siempre encuentra nuevos refuerzos, nuevas trincheras y bastiones sobre los que reafirmarse en el asedio. Encuentro nuevamente taras en mi forma de ser. La neurosis. Busco defecto fundamental como quien busca el trauma. La grieta, la falla. No debería hacer eso. Y al decir esto, formulo un nuevo inconveniente. Ando así siempre perdida en la vaguedad, la espiral abstracta y mis frases necesitan de un gran esfuerzo por ser segmentos, por ser vectores precisos de punta afilada. Serpenteo como un río sin privarme de la cadencia de cada meandro, ráfagas de emoción sensible, hasta el hilillo de saliva mudo.

D. me dijo también que le gustaba mi forma de escribir, pero “es demasiado poética”. Me deshago en la superficie emotiva de las circunstancias. Este verano quise concentrarme en la pintura, la pintura de estudio y caballete, de laboriosa intimidad técnica. Pictóricamente me siento agotada. Vacía. Inconstante. Es preciso alejarme del poema. Es preciso, al menos, dejarlo en la pintura y volver a las calles comerciales, al corazón de la ciudad. Mientras conversábamos D. y yo en la terraza alta del local, de anécdotas y abstracciones, del paralelismo vital que nos encontramos y una pulsión al desdoblamiento hasta lo ciclotímico, enormes pompas de jabón volaban sobre nuestras cabezas.
Noto, incluso ahora, al escribir, que convoco animales alquímicos, huidizos, una concentración atmosférica que a la menor interrupción se disipa en el humo y en el aire. Éste es el único momento en que vivo el presente por mí misma, dentro del mundo especulativo que acumulo, dentro de la pompa de jabón enorme , henchida por algún caldo de cultivo de condición precaria. De mí misma tengo un dominio nulo, consentido antes, y que pareciera imposible equilibrar ahora (...)


jueves

GUADIEL. Laforet





Éstas ilustraciones pertenecen al libro de cuentos de Laforet que está a punto de publicarse por la editorial que milagrosamente paga mis caprichos y mis deudas, Guadiel.
Estará disponible sólo para colegios e institutos de la Junta de Andalucía así que, como una vez terminadas olvidé colgarlas, aquí quedan ahora.


martes

DIARIO (3). Anaïs, Anaïs.


Martes, 27

Estoy leyendo ahora los diarios de Anaïs Nin. Me siento totalmente fascinada por ella, por las voces que encierra el libro, por el relato totalmente cristalino de los hechos, que construye con una disección admirable de sus causas. La admiro porque lo que dice parece verosímil y aún así me interesa. También ella cabalga entre lo real y lo simbólico, pero parece que lo hiciera sin el menor aprieto. Como si un cauce abierto en su mente la permitiera discernir y combinar a placer el exterior y el interior de sí. Cuando habla de Henry, de la manera ardorosa en que vive, su forma compacta de existencia -no de entendimiento, de existencia-, he querido tener un primer instante de empatía. "Yo también vivo así". Sólo con un segundo más, sé que eso no es cierto en absoluto. Raras veces produce en mí un estímulo directo de la realidad un cierto tipo de éxtasis. En un escenario real, yo puedo conmoverme con el comportamiento humano, disfrutar del paisaje, sentir una emoción de vocación naturalista.  Pero necesito un estímulo fortísimo para disfrutar la inmediatez, como el sexo o bien alterar mi percepción artificialmente. No encuentro un sentido oculto tras ello, lo que está presente en mi vida no me provoca realmente, yo necesito el mito, un modo personal de trascendencia. Creo recordar que antes mi sensibilidad era más directa, más a flor de piel, no sé desde que momento es la reconstrucción artística, intelectual -propia o ajena- la que me embarga rápidamente.
No es hasta que alineo cualquier estímulo con otro punto pasado o especular en mi historia, cuando encuentro el símbolo, cuando siento que hay un movimiento interior, que algo sucede, significa. El símbolo está incrustado tan profundamente en mis cosas que cada cabo suelto produce un sentimiento de angustia y disonancia pavoroso. Quisiera que mis símbolos fueran reales. Ni yo misma ni los escenarios de mi vida parecen ser suficientes per se. Racionalmente me digo que las cosas son netamente emocionantes, que soy estúpida porque sin entender todas las capas de la realidad no me intereso lo suficiente. Pero abandoné mi presente cuando era rico y completo porque quería ahondar en lo que era autónomo en mí misma. Alcanzar ese mismo discernimiento. Aún así, ahora sé que mi egoísmo obedece a comparar todo estímulo exterior como referencia de lo que me ocurre, en una forma de caótica arquitectura. Por eso necesito los diarios de Anaïs, como materia prima para mí. Me apropio de todo lo conveniente para mi trama, para mi disfunción Por eso cuando leo sobre el apasionamiento vital de Miller sé bien que la conexión que experimento no se desencadena por el paralelismo con mi vida actual, es por el encanto de ese pasado mítico, la distorsión de la realidad, fábula erigida sobre la época que ellos vivieron, que precisamente me aleja de aquí.





TÉ CON PASTAS

Martes 27

Después de comer cronometro la medida exacta del purgatorio. Todas las buenas intenciones de la mañana caen ridículas en el patrón que les di antes del almuerzo. Se acaba el tabaco, además. Me quedo en blanco. Vienen la caballería de fantasmas de la siesta, del pasado verano y de las futuras navidades. La posibilidad de llegar a la caída del sol con la dignidad intacta adquiere dimensiones de hazaña épica. Mi estómago es incapaz de digerir la realidad y la comida de mi madre a un tiempo así que me quedo flotando tendida en el piso de arriba sin hacer nada. Para las sombras incendiarias de la persiana, que mal disimula el calor, soy presa fácil. Me hago la muerta. Desde las profundidades del salón dos plantas más abajo surge una ballena asesina me separa la cabeza del cuerpo, y ésta echa a rodar hasta la playa. O no.
O me quedo allí hasta que me puede no saber si es mi dificultad o tu ligereza emocional la que más me molesta. En cualquier caso temo. Tengo un agujero en la cabeza, un agujero en la cabeza y me voy a pudrir en la orilla.






miércoles

TOCADISCOS julio





1/ Broken harp    PJ HARVEY
2/ Be brave    THE STRANGE BOYS
3/ Cut your hair    PAVEMENT
4/ Lucky    RADIOHEAD
5/ I feel just like a child    DEVENDRA BANHART
6/ Los novios instantáneos    ASTRUD
7/ The difference between us    THE DEAD WEATHER
8/ Tumbling dice    THE ROLLING STONES
9/ SW    BLONDE READHEAD
10/ La superbe    BENJAMIN BIOLAY
11/ Bitch    RINÔÇERÔSE
12/ C unseen sea    DILLON
13/ Stereo    PAVEMENT
14/ No expectations    THE ROLLING STONES
15/ Salt peanuts    CHARLIE PARKER
16/ Dear Prudence    SIOUXSIE & THE BANSHEES
17/ Take me with you (when you go)    THE JAYHAWKS
18/ Me in you    KINGS OF CONVENIENCE
19/ Unknown brother    THE BLACK KEYS
20/ Lógico que salga mal    MANOS DE TOPO
21/ Es verdad    DELUXE
22/ At last, our promises    MICAH P.HINSON
23/ Pulling our weight    THE RADIO DEPT.
24/ Para los seres atados (a las condiciones terrenas)    TAB
25/ Los colores de una sombra    LOVE OF LESBIAN
26/ Torn    NATALIE IMBRUGLIA

    

Puedes escucharlo en Spotify clicando aquí
o cambiar de disco clicando aquí.

600 nm


Aquí me nacieron, donde la luz es distinta.

martes

EL PASAJERO

No pasa nada.
Acoge en la pupila el blanco de los patios,
lo ciñe como la vagina que pare las formas
aún desvaídas, preñadas de luz
pero no pasa nada.

Sólo que al bordear el camino
recibe el picotazo de los setos,
sus afiladas costuras vegetales.
El filamento rizado de los jardines
tropieza con la espina en su costado.
El paisaje rebosa una nitidez pasiva.
No pasa nadie,

y aún sentado se esconde en un rincón
de la escalera empedrada, vigilante
de la evolución del insecto y de la tarde
que manda una sombra ultramar resbaladiza
a comprobar la cal de las paredes,
el caso omiso de las barracas
enfrentadas al mar con sus balcones.

La tarde se deshizo, revisó sus nudos
sobre una linea de consciencia discontinua,
sobre el paraje vivo y el pasado muerto
el cuerpo del pasajero encierra el limbo.
Ni dentro ni fuera de la piel, no pasa nada.





-"At the heart of it all", COIL-
hilo musical enhebrado por cortesía del sr. Planetario.

jueves

UNA VEZ MÁS, José Ángel Valente

De la tarde que senté a Valente en mi regazo
y conversamos sobre todas
las cosas de ti:
Breviario tendencioso por entre "NO AMANECE EL CANTOR" (1992)


LA PACIENCIA del sur. Sus enormes lagartos extendidos. El caparazón oscuro de la noche mordido por la sal. No llega la pregunta a convertirse en signo. Interrogar, ¿por qué? ¿Quién nos respondería desde la plenitud solar sin destruirnos?//

(...) Adiós, amigo de pocas veces y escasas convergencias. La mala visibilidad del día y de la hora, la caída del año, el fin del tiempo, la impermeabilidad pugnaz de los mediocres ya no permitirán que nos veamos.//

(...) Imágenes de imágenes de imágenes. Textos borrados, reescritos, rotos. Signos, figuras, cuerpos, recintos arrasados por las aguas. Piedras desmoronadas sobre piedras. Lugar que sobrevuela el polvo.//

(...) El centro se ha borrado. Estaba aquí, donde tú estuviste. Veloz el dardo hace blanco en su centro. Queda la vibración. ¿La sientes todavía?//

YO CREÍ QUE SABÍA un nombre tuyo para hacerte venir. No sé o no lo encuentro. Soy yo quien está muerto y ha olvidado, me digo, tu secreto.//

ME PARECÍA AHORA como si quedase en suspenso el amor. Y no era eso. Tan sólo tú no volverías nunca.//

Atraviesa el viento los muros y las cámaras vacías entre dos aberturas; silba entre las paredes como sierpe que se fuera enroscando en los huesos roídos de una bestia enorme y desecada por la voracidad aérea de los pájaros o por la dura penetración del sol. Ya nada queda aquí.//

(...) creo que he visto seres que amo aún y que ya nunca volveré a ver o no me reconocerán ellos a mí, pues quién podría ahora reconocer a quién, cuando tú ya no estás y el último verano arrastró hacia lo lejos tus imágenes, muy lejos, y con ellas la sola referencia cierta a lo visible.//

QUISIERA haber estado en los lugares en donde tú estuviste, en todos los lugares donde hay acaso aún o sobrevive un fragmento de ti o de tu mirada. ¿Sería este vacío tuyo lacerante lo que hace de pronto un espacio lugar? ¿Lugar, tu ausencia?//

Y TÚ ¿de qué lado de mi cuerpo estabas, alma, que no me socorrías?//


José Ángel Valente ("No amanece el cantor", 1992)

miércoles

INDICACIONES BREVES para volver a casa

En carne viva          
ojos de cerradura      
puertas desvanecidas.

Tus manos son la llave, mi cuerpo es todo llaga.

El camino expiatorio
lo acusas con el índice 
lo marcas en mi palma
lo prendes de mis hombros. 
         
Regreso de ti        
recoge tus migajas          
el camión de la basura.

Tus manos son la llave, mi cuerpo es todo llaga. Aún así.
No te creo.

Tus dedos en la herida
abierta como un libro.
Muerta la flor,
vuelta la hoja,

entra la letra con sangre.