jueves

UN POEMA CADUCO

Tendrán nuestros caminos paralelos
el sarmiento bastardo de la vid
y se combarán en otras estaciones
del año y del paisaje, abismados.

En sus aristas peinaremos las canas
de tejer telarañas atrapasueños
y seremos tan otros de los de ahora
que allí recordaremos mejor
aquellos que nunca fuimos

con un brote verde en los ojos
para trazar el pasado en parábola
arqueando la espalda, el lomo
de un facsímil biográfico.

Es muy probable la imagen
de esta rama corcovada de pájaros
sin quiebro ni emigración al sur

la necesidad de arrostrar adelante
la nostalgia, abatirla en el tiempo
de nuestras arrugas cuando hoy
crecen flores bajo los párpados.

1 tiro de piedra:

X

Con no volver a alzar la vista nos podemos ahorrar el jardinero.

castígame con tu indiferencia.